LAS COLECCIONES

El núcleo del Museo son las diferentes colecciones zoológicas que alberga. El acervo se inició en 1978 con las colecciones de aves y mamíferos (400 ejemplares) producto de dos tesis profesionales y de cursos de Biología de Campo. Posteriormente se solicitó a los Grupos Estudiantiles de Trabajo Académico que depositaran sus colecciones en el Museo, pues para esto había sido creado. Estos grupos accedieron y se depositaron las colecciones de Herpetología del LIH (Laboratorio de Investigación Herpetológica) y de artrópodos del CISA (Centro de Investigaciones sobre Artrópodos).

A partir de este núcleo de colecciones, el acervo ha crecido principalmente gracias a los proyectos de investigación propios de nuestro grupo de investigación. Entre aquellos que han colaborado también grandemente en la formación del acervo están el finado Dr. Alfredo Barrera, quien depositó la valiosa colección de insectos ectoparásitos que produjo en muchos años de trabajo, y los miembros del Laboratorio de Vertebrados Terrestres de la Facultad.

Las colecciones han crecido a ritmos diferentes, dependiendo del personal asociado a cada una de ellas. Las colecciones de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y lepidópteros se han desarrollado a ritmo continuo y creciente debido a que siempre han contado con personal asociado a ellas, especialmente profesores de tiempo completo, estudiantes de posgrado y licenciatura, e investigadores visitantes asociados. Otras colecciones lo han hecho de manera intermitente porque así ha sido la forma en que el personal ha estado asociado al museo; tal es el caso de las colecciones de ectoparásitos, himenópteros, odonatos y dípteros. Un caso especial es el de aquellas colecciones que han sido depositadas en el Museo por grupos de docencia o investigación de la Facultad, pero que nunca han contado con una persona responsable de su curación dentro del Museo; tal es el caso de las colecciones de peces, crustáceos, moluscos, corales, esponjas y helmintos.

Paralelamente al incremento de ejemplares en las colecciones también han aumentado las colecciones accesorias. Se encuentran en desarrollo muy importante las colecciones de tejidos congelados de todos los taxa de vertebrados y mariposas, esqueletos, huellas, contenidos estomacales y fotografías. Las colecciones principales que se alojan en el Museo, de acuerdo con su nivel de desarrollo, su actividad actual y el personal asociado a ellas son la Mastozoológica, Ornitológica, Herpetológica y Lepidopterológica. Las colecciones tienen su principal fuente de crecimiento en los proyectos del propio Museo (70-95%), en proyectos que se desarrollan colaborativamente con otras instituciones nacionales (5-10%) o extranjeras (10-15%), actividades de investigación y docencia en la Facultad de Ciencias (5-15%), así como intercambios con colecciones extranjeras o donaciones de colecciones ya formadas (5-10%). La proporción en la que cada uno de estos factores participa en cada colección es variable dependiendo de las actividades o proyectos asociados.

Se puede decir que, de manera general, en el Museo se encuentran representados entre el 50 y 85% de los taxa registrados en México, para los grupos taxonómicos en que se especializa. Se cuenta además con una representación moderada de taxa no mexicanos en algunas de ellas. Parte valiosa de las colecciones es la presencia del material tipo de los nuevos taxa descritos por el personal del Museo, cuya publicación ya se ha realizado o se encuentra en proceso.

Colección de Mamíferos

Colección de Aves

Colección Herpetológica

Colección de Lepidópteros

Colección de Insectos Ectoparásitos "Alfredo Barrera"

Colección de Tejidos

Biblioteca y Hemerobiblioteca

Material tipo